"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

Informática y ciencia

¿Te interesan los avances tecnológicos más novedosos? Debates, artículos científicos, curiosidades,... ¡Entra en nuestra sección de ciencia y tecnología pinchando en la imagen!

Actualidad

Entérate de las reflexiones y las críticas que escriben nuestros autores sobre temas de actualidad, además de las últimas noticias.

Artes

Arquitectura, música, pintura, cine, literatura... ¡todo en El Diván del Psicólogo!

Relatos y poesía

¡Emociónate con los relatos y la lírica de nuestros escritores!

Series

Ve series como Afro Samurai, Death Note y muchas más, aquí, en El Diván del Psicólogo.

14 may. 2013

¿Qué es la libertad?

La libertad es la ausencia de represiones. Un ser humano es libre cuando puede hacer todo lo que le apetezca, cuando le apetezca y donde le apetezca. Es precisamente por esto que la libertad absoluta, como antes he definido, es imposible, y aún menos viviendo en sociedad. Hay varios grados de libertad, no todos los seres humanos, o incluso los seres vivos (existe más libertad entre unos animales y otros) mantienen la misma capacidad de realizar lo que verdaderamente les apetece hacer. Las represiones, no obstante, existen, no solo socialmente, sino también físicamente (por mucho que un ser humano ansíe volar por sí mismo, sin valerse de algún elemento no natural, no podrá hacerlo).

La libertad es subjetiva, no es igual para un preso que para un trabajador explotado. Para el trabajador la libertad sería abandonar su trabajo, dejar de estar expuesto a las órdenes superiores, mientras que el preso se conforma con salir de su celda, algo que el trabajador ya tiene, que no valora y que, aún así, no se considera libre.

La libertad es el máximo exponente del deseo. Es un término absolutamente instintivo y buena explicación de ello es la existencia de capacidad de libertad dentro del mundo animal. La sociedad impone sus represiones para que el mundo sea lo mejor posible para todos, pero sacrificando la libertad más absoluta e instintiva del ser humano. El ser humano, en su convivencia, es el mayor responsable de la pérdida de la libertad porque, si hubiese la máxima libertad posible y no se hubiese deseado cambiar esto, las personas no habrían evolucionado.

Sin embargo, la libertad está vista por la sociedad como una sensación positiva, porque recoge todo lo que ansiamos y no podemos tener, al menos en dicho momento. Por eso, el único momento en el que nos sentimos libres, es cuando conseguimos eso que tanto queríamos y que por fin tenemos. No obstante, la ambición del ser humano es infinita y la valoración que tiene por sus pertenencias, efímera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More