"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

22 sept. 2012

Sunday in the Park with George

¿Os suena este cuadro?


Pues a partir de él, Stephen Sondheim (música y letras) y James Lapine (libreto) desarrollan la vida de George Seurat y las tribulaciones que le dieron este cuadro y su obra, y como le afectó a su vida personal.

La obra se desarrolla en 2 actos, en el primero nos encontramos en París en 1884, el apogeo de los impresionistas y los románticos, afecta a George Seurat, joven pintor de trazo mediocre obsesionado con la perfección y la gloria de su obra, tanto es así, que llega a conversar con los personajes del famoso cuadro que arriba muestro.
A lo largo de la obra, esta ofuscación por alcanzar su objetivo provocará que su mujer le termine abandonando ya que se siente inútil y apartada de su vida frente al mundo de la pintura al que George se encomienda de manera casi ascética.
De cualquier manera, el primer acto concluye cuando George termina su obra y la perfección del arte le hace alcanzar la felicidad que la vida le arrebata, todo esto se desarrolla en el impresionante número "Sunday".
Comentemos el número, porque merece la pena;
Al principio los personajes del cuadro revolotean quejicas generando una algarabía en la que no hay arte, pero las palabras Orden, Diseño, Contención, Balance, Luz y Armonía que él se repite como decálogo intentando que su disciplina supla su talento mediocre, provocan que la belleza inunde la escena y de lugar a uno de los cuadros más famosos de la historia.

En el acto segundo han pasado 100 años y en Nueva York, George, descendiente de Seurat quiere presentar al público su último invento, el Cromolúmino. En la presentación de su invento, acompañado de su abuela, la hija de Seurat, descubre el libro de su bisabuelo que le ofrece la máxima por la que se reconoce la obra;
"Una página limpia, o un lienzo en blanco ofrece tantas posibilidades"

Esta obra se estrenó en 1984 con el actor Mandy Patinkin (La Princesa Prometida, Mentes Criminales) en el rol de Seurat y Bernadette Peters (Annie) en el rol de Dot, su musa.
De el primero sólo podemos decir bondades, su amplio registro y su capacidad de alcanzar notas agudas dulces y potentes graves interpretados con la precisión de un cirujano hacen de él una leyenda de las tablas de esta noble disciplina, aquí os dejo con otro número del musical, "Move On" en el que su musa le diga que no ceje en su empeño de conseguir lo que se propone, interpretado por la primera pareja protagonista:

Si bien es cierto que en mi opinión se abusa del vibrato en esta obra y que ello pueda restar "limpieza" al sonido, también es verdad que es la música que les pega a los personajes en el momento adecuado, algo en lo que Sondheim es maestro.
Esta obra ha contado con 6 grandes producciones desde la original hasta un "revival" hecho en 2008, además, cuenta en su haber con 24 premios entre ellos Tonies al mejor guión, montaje y apartado técnico.
Recomiendo totalmente que veais esta obra porque no deja para nada indiferente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More