"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

19 nov. 2010

Secretos

 Aclaro, es otra historia, que quería que fuera breve pero se alargo, yuri, es decir lésbica, Kamy-sama, es "dios", no importa que dios, es muy general, por eso esa expresión o al menos yo la entendía así cuando la tome prestada de los japoneses

----------------------------------------------------------------------------------

Silencio. Me miras, deseo, pasión... y en lo más profundo amor. Una leve caricia que guarda el más profundo y oscuro de los secretos. Me deseas. Tu mirada dice lo que tu boca niega, en publico y que luego, repiten en la intimidad, negando con reiteración lo que en publico afirmó. Persona dual que a el le das una cara ya mi otra. Sin filosofía, solo guiada por los instintos. Te deseo, lo sabes y me tientas. "Juegas" en frente a los demás, caricias intimas que proteges bajo la frase "es un juego" con una sonrisa llena de falsa inocencia, y yo me muero, tu lo sabes y te diviertes, me coges de la mano y me dices con una enorme sonrisa "¿me acompañas al servicio que no quiero ir sola?" yo solo asiento sabiendo que va a pasar. Cuando ya nadie nos ve te giras, me miras y sonríes, picara, sensual y sabes que yo, no lo aguanto, me acorralas contra la pared y el primer beso que me das tu mandas, pero pronto "recupero la conciencia" e invierto los papeles, soy yo la dominante y a ti te encanta y me lo dejas saber con tu risilla picara y divertida. No tardas en darme los primeros gemidos y paro. No te suelto solo te miro, sabiendo que estas leyendo en mis ojos, que es lo mismo que yo leo en los tuyos. deseo, pasión amor y una chispa de diversión y una enorme felicidad. me acerco para darte otro beso pero te dejo con las ganas, me encanta tu cara, frustrada, como una niña chica y sonrió divertida. "Vámonos, o si no se extrañaran de que tardemos tanto". Me miras, sopesando si hay posibilidad de tardar un poco más, y sonríes, lo has notado. "No creo que quieras bajar <así> ¿o si?" no puedo negarlo así que a regañadientes y mientras te empujo declaro "llevas razón, tu primero" y te cierro la puerta asta que noto que ya has empezado y la suelto. Mientras espero me apoyo en el lavabo y me miro. Una chica de pelo corto y claro, ojos azules de pecho medio, con algo de barriguita y con ropa más masculina que femenina me devuelve la mirada y sigo sin entender que es lo que vistes en mi. Cuando sales te miro, algo más baja que yo, pelo largo y oscuro, ojos penetrantes de un color verde oliva, también con algo de tripa, tu forma de vestir es muy femenina y algo "pija" como me encanta llamarte para picarte. Suspiro y entro, tampoco se que vi en ti, no eres tan espectacular. Cuando salgo te estas medio acicalando y la puerta de salida tiene el pestillo puesto y una sonrisa ladina surca mi cara. Salimos un rato después. Y te escusas con un "tenia un dolor de tripas monumental" todos te creen y más al ver mi cara de fastidio "por la espera". El día sigue avanzando y la escena del baño no se a repetido y no se si alegrarme por ello o no. Cuando volvimos a quedar todos fuimos a una discoteca, yo no quería ni mirarte, maldito deseo. Tu lo notaste y te divertiste, lo note y rece para que no me arrastraras a la pista, ni hicieras nada que me obligase a mirarte. Pero Kamy-sama no estaba por hacerme el favor, seguramente se divertiría viéndome, maldito Kamy-sama. Te acercaste a mi y me arrastraste a la pista, te me pegaste al bailar, cerré los ojos y rece a Kamy-sama para poder controlarme. Me deje llevar por la música y por tus movimientos, perfecta coordinación. Me centre más en la música que en tus movimientos o no respondería de mi. Cuando por fin me libre suspire, por ahora me había librado. Al poco de sentarme en la barra anunciaron el cambio, era el turno de los homosexuales y bisexuales, los heterosexuales, estaban "prohibidos". Una suerte que en mi grupo la inmensa mayoría fuéramos bisexuales. Paso el tiempo y no me volviste a arrastrar a la pista y agradecía a Kamy-sama y te busque entre la pista, varias tias te acosaban y tu buscabas mi mirada mientras las rechazabas, no se con que palabras, pero se que lo hacías por que poco a poco se iban dispersando. Alguien toco mi hombro, una mujer preciosa estaba sentada a mi lado con una postura sugerente, la analice. Vestido blanco ajustado y con mucho escote,no dejaba mucho a la imaginación,melena larga rizada y negra, ojos celestes casi grisáceos, cuerpos perfecto. Algo debía de andar muy mal en mi por que gire la cabeza para buscarte y ese bombón no me excitaba, de hecho ni me apetecía coquetear con ella. Volvió a picarme en el hombro.

- hey, preciosidad - su voz, aunque alzada por el volumen de la música, era armoniosa y dulce, casi celestial - ¿estas sola? - la seguí ignorando, buscándote, desesperada, me temía lo peor - ¿por que me ignoras? ¿acaso no te gusto?
- disculpa... - la mire de arriba a bajo, bye-bye oportunidad con pivón - señorita - la burla era notoria - estoy buscando a una muchacha, y no, no quiero nada contigo.
- ¿tan hermosa es esa muchacha? - ignoro mi ofensa - ¿tengo posibilidad de llamar tu atención? me encanta los retos, me llamo Victoria.
- la verdad - volvía la vista para volver a examinarla - si, podrías legar a tener esperanzas - su rostro se ilumino... por poco tiempo - pero para ello deberías matar a la muchacha, o tu o alguien y luego quizás volver a intentarlo - Victoria me evaluó, supongo que la seriedad con la que hablaba
- al menos dime tu nombre - suspire
- Nisicrita
- ¿eso es realmente un nombre? - la mire intensamente - lo tomare por un si - y esa muchacha ¿como es? - se la describí, creyendo que era de buena fe - ¿como has dicho que se llama?
- Paula

De repente y sin saber como ni cuando Victoria me estaba besando, la empuje y la separe, lo siguiente que vi es a Paula, con lágrimas en los ojos, con Victoria agarrada del pelo y yo con un gran dolor y calor en la mejilla. Paula le susurro algo a Victoria, la tez de Victoria paso a ser  blanca como un papel. Cuando la soltó, Victoria salio a correr hacía la pista, la mirada de Paula me dio verdadero miedo. Mirada penetrante, queriendo matarme, gesto rictus en los labios  y una clara pelea interna por no llorar en tus ojos. No se por que, ni que me impulso. Te acaricie la mejilla y tu cerraste los ojos por instinto, tire de ti con suavidad y te busque un hueco entre mis piernas y la silla, te abracé con fuerza, sin hacerte daño, y te di un beso dulce, el más dulce que jamás di. Y entendí sin palabras, ni gestos, tu rabia, tu ira y dolor. Me amabas y ya era una realidad palpable y ahora estabas muerta de celos. Me levante sin separarme de ti, una mano en tu cintura y la otra acariciando con dulzura tu cara, quería entrar dento de tu boca y te negaste, aunque no al beso, pero tampoco me respondiste. Note tu lágrima al caer. Cuando te libere, solo susurraste una cosa "nos vamos ¿vienes?". Obviamente  nos fuimos todos, tu hablabas y reías con el resto pero a mi me ignorabas, pasamos por un par de discotecas más, aunque no por mucho rato.

No me hablaste en más de un mes, y cuando lo hiciste no fue por que me "perdonaras" si no para aparentar. Pero ya nada era igual, mi novio salio del armario. Ya lo sabía. Pero igualmente llore, ahora tenía una "escusa" para llorar delante de todos. Aunque el supiera la verdad, no dijo nada y aparento. Tu novio, admitió que ahora estaban juntos, tu si lloraste por su perdida, ya que te dejo, aunque era solo bisexual y tu lo amabas tanto como a mi. Siguió pasando el tiempo, poco a poco el hielo se fue rompiendo. A los 6 meses de lo ocurrido en la discoteca, al fin pude terminar de explicarte todo, no me terminaste de creer y el hielo se hizo un poco más frió. Ahora estaba sola. Pronto aprendí a fingir volver a ser la misma, tu no fingiste, si querías llorar lo hacías y si querías sonreír también. Coqueteaste con muchas personas, en mayoría, mujeres. Para ponerme celosa, me lo decía tus miradas furtivas. Nunca pasaste de un par de besos. Yo por mi parte seguí esperándote, por si me perdonabas y volvías a mi. Dejaste a todos claro que eras Bisexual y que ahora estabas orgullosa de serlo.

Paso mucho tiempo más y justo cuando hacía un año y seis meses de la movida de la discoteca, empezaste a coquetear-me. Aunque quise fingir y hacerme la dura, rápidamente entre al trapo. Me utilizabas, si, pero  tus royos de menos de una semana, fueron poco a poco desapareciendo, hasta que no había nadie que al que paseases como novio/a temporal. El juego volvió a empezar, muy muy despacito, sin prisas ni pausas. Cuando ya todo volvió a como estaba antes de lo de la discoteca, hacía dos años, ella me puso un stop.

- Ni un solo beso más - pude leer su cuerpo, se moría por una caricia intima, igual que el mio - no sin condiciones - me acerque tanteando el terreno, solo un beso simple, solo abrazarla, solo quería eso, no me lo permitió - ¿que sientes por mi? - su pregunta me desconcertó.
- ¿me preguntas que siento? ¿después de esperarte un año y medio a que me perdonases y poder hablar tan siquiera contigo? ¿acaso estabas ciega, cuando traías a "tus novias"? ¿no veías que me moría de celos?
- ¿entonces por que  besaste a la muchacha de la discoteca? - me enfurecí, la cogí por los hombros
- ¿la has vuelto a ver? No ¿verdad? ¿me as oído hablar de ella? No ¿verdad? - espere me miraba fijamente - esa noche de hace dos años, como hace hoy, una muchacha despampanante entablo una charla conmigo con claras intenciones de llevarme al baño pero yo buscaba a una muchachada, que hacía meses, casi un año, me había vuelto loca, cuando ella me beso y antes de que tu me golpearas YO la separe, me dio ASCO que un BOMBÓN me besara, me dio ASCO ¿lo entiendes? ¿sabes ni por asomo lo que eso significa? - ella negó - que en ese momento estaba TAN enamorada de TI que ninguna otra chica me interesaba, por muy bombón que fuera - esquivo mi mirada, llorosa, le hice girar la cara - ¿quien fue que estuvo tanto tiempo de royo con otras personas pasando de quien? ¿tu o yo?
- Yo, pero - no la deje terminar, le arrebate un beso, demasiado fuerte, mientras una lágrima caía de mis ojos
- entonces no te atrevas a dudar de que te amo, TE AMO. Lo hago desde hace 2 años y 10 meses

La solté despacio, estaba muda, agache la cabeza y susurre un "Adiós" que me dolió. Caminaba como una autómata , ignore a mis amigos con un gesto de manos. Había echado todo a perder. ¿Como se me ocurría confesarme en ese momento?. Maldito impulso.
Estuve sin salir 4 fines de semana, y entre semana no salia por los estudios. Cuando volví a salir, mis amigos me arrastraron a no se cuantos sitios, me atosigaron, tanto que casi no note la ausencia de Paula  CASI, suspire, me lo esperaba, no creía que la volviese a ver, al menos no en otro par de años, sonreí ladinamente con la ironía y decidí pasar de pagina, ella no era para mi. No se a donde me llevaron ni que hicimos, aun era bastante autómata, solo note que de repente pasaron de atosigarme a dejarme sola, y en una casa que no conocía , suspire, ¿algo más?, ahora no sabía volver a casa. Hasta que reconocí la casa, era la de Paula. ¿Y ahora? ¿Cual era el plan tan retorcido de estos?. Quise salir pero la puerta estaba cerrada con llave desde fuera y no podía abrir, por si fuera poco, las llaves no estaban a la vista así que rebusque, no me gustaba pero no me quedaba de otra.

- ¿pretendes escapar de mi otra vez? - me gire con brusquedad y casi caí de boca -  ¿No as tenido suficiente escapando casi 5 semanas de mi?
- Creí que no me querías volver a ver, por eso te ahorre el asco de verme
- No decidas por mi mañana mañana

Mire a Paula, su pelo de por si medianamente largo ahora era aun más largo, apenas se había cortado las puntas en estos dos años, su cuerpo ahora estaba mejor formado, más en su linea, y su ropa no solo era ajustada si no muy sugerente. Preciosa. Desvié la mirada, no, no desear, no tocar, no besar, reglas auto impuestas, 'ella no es para mi'  me recordé 'lo voy a superar, voy a pasar pagina, voy a buscar a otra persona' Pero que rápido se me paso  en cuanto ella me robo un beso. Ese beso, aunque con fuerza, me dijo más que cualquier palabra, y llore, la entendía y me sentía similar. Tras varias horas, entre las cuales nos pasamos parte charlando, llegó el grupo, y entraron a donde estábamos mientras hacían replicar las llaves, no hubo insulto que no pasase por mi boca, solo hubo una manera de callarme, con sus besos. Era extraño, nunca me había besado delante de ellos, era un secreto, era NUESTRO secreto, intimo y personal, notaste en mi mirada que me gustaba que así fuera y rápidamente echaste a reír, te seguí, sin saber por que. Todos acabaron riendo. mas tarde, me entere de que todo había sido planeado, por ti  principalmente, y que ya les habías contado la verdad, que me  amabas, ellos lo aceptaron más gustosamente que si fuera una extraña. Supongo que por que los secretos y bromas del grupo, eran más agradables si no se compartían con nadie nuevo. Y aunque lo nuestro dejo de ser un secreto en  el grupo, no dejo de ser lo fuera de el. Por que nuestros secretos, era mejor que siguiera siendo así. Al menos, por ahora. Por que a veces, me gustan e incluso son buenos los secretos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More