"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

15 nov. 2010

El teatro Musical I

Hola a todos, esta va a ser mi primera intervención, y espero que no sea la última, en este prestigioso blog.
Hoy, qué mejor forma de iniciar mis comentarios sobre el teatro musical, con una de las más bellas obras jamás escritas en este estilo, que más se acerca a la Ópera que al musical en sí, me refiero, a "Porgy and Bess".
Escrita por los hermanos Gerswhin (George e Ira) junto con el matrimonio Heyward, nos cuenta una apasionante tragedia en dos actos, con maravillosas canciones y perfectas interpretaciones de una partitura muy exigente, tanto a nivel interpretativo como vocal.
Nos tenemos que poner en situación, nos encontramos en un barrio de chabolas , Catfish Row, en Charleston, un pueblo de la América Profunda, habitado por población afroamericana, en el cual, tenemos una gran variedad de personajes, desde los trabajadores de las fábricas de la ciudad, a simples pescadores, prostitutas, camellos, y gente de peor calaña.
Porgy es un mendigo inválido de buen corazón, que un día se ofrece a Bess, prostituta, para ayudarla a salir de su mala vida, en la cual, las drogas y los asesinatos son diarios.
Tras varios meses de convivencia, Bess, es una miembro más de la comunidad de trabajadores y pescadores de Catfish Row y se va encariñando con Porgy; su anterior pareja, Crown, un chulo drogadicto que quiere recuperarla; para lo cual, no duda en seducirla e incluso enfrentarse directamente a Porgy, el cual, en la primera ocasión no pudo hacer nada, pero cuando su vida, y la de Bess están en peligro, Porgy termina estrangulándolo, y sintiéndose realizado al verse capaz de defender a su mujer.
La población de baja extracción social de Catfish Row, es muy supersticiosa, y están bajo el férreo control de los blancos y su policía; a la mañana siguiente, Porgy comparece asustado a reconocer el cadáver de Crown, puesto que piensa que los cadáveres sangran en presencia de su asesino, durante este tiempo, el camello de Bess (Sportin' Life, curioso nombre - Vida sana en castellano-) la convence para que huya a Nueva York con él, hablándole de los placeres y grandezas de la Gran Manzana, todo ello aderezado con la droga que Sportin' le ha dado a Bess, la cual, se marcha colocada con Sportin' a Nueva York, dejando sólo a Porgy.
Tras estar una semana detenido como sospechoso, Porgy regresa al barrio descubriendo que Bess no está y emprende la marcha a Nueva York, para recuperar a su amor.

Si a ésta bella historia de amor, le añadimos unas partituras de Jazz con toques sinfónicos y con un requerimento impresionante en las voces, ésta es una obra, que aun cuando está ambientada en los años 10, 20 del siglo XX; es perfectamente traspasable a nuestra época, porque aún hoy, existen todos esos problemas, la drogadicción, la prostitución, el abandono social. Y es más, convivimos relativamente, cerca de ellos todos los días, y no siempre con una música elegante que nos los suavicen; es decir, Porgy and Bess, merece muchísimo la pena que sea vista.
De entre los temas de esta Ópera, caben destacar dos,
el primero, "Summertime", tema que abre la obra y que es una canción de cuna a un niño pequeño para que duerma plácidamente; y otro, "Bess, you is my woman now" en la cual Bess y Progy confirman el amor de uno por el otro.

Espero que os guste y os animéis a verla.
Un Saludo,

El Fantasma de Erik.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More