"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

27 oct. 2010

Los Jardines del Infierno. Poema-Historia

Antes de nada, perdón por la demora, he sufrido varios problemillas. 1º me quede sin ordena durante más de dos semanas, 2º se me a borrado el documento como unas 2 - 3 veces y tuve que reescribirlo, si esto no es el 3º intento es el 4º, ya opte por guardarlo en 6 sitios, arta de reescribirlo. Pido perdón  de corazón a el autor del poema y a los lectores. Perdón.
Para seguir, quiero dar las gracias a Dani Lazaro, Guardián del verso. 1º por subir ese magnifico poema y 2º por dejar, que una extraña y loca como yo pueda hacer de su poema una historia sin variar su poema. Gracias por la confianza.

Y ahora aquí les dejo, el resultado final. Espero no defraudar.

----------


Caminaba lento sobre asfalto
techado de nubes de tormenta antigua
que amenazaron la tarde hace minutos,
cuando alcé la vista hacia tu ventana
y encontré a un Ángel en tu balcón.

Caminaba lento sobre el asfalto hacia rato que la lluvia había sorprendido a los transeúntes, mi alma tranquila, mi mente en semi blancura y mi corazón vacío, por reflejos busque un camino rutinario repleto de tejados y atajos, en uno de los callejones, sucios y repletos de basura hace la vista y te vi, mirabas al cielo, mojada por la lluvia con tu camisón blanco y el pelo pegado a tu piel, un ángel mandado a la tierra a llenarme el corazón y que por ello lloraba junto a dios, solo que el lo hacía en forma de lluvia, quede en trance por tu belleza.

Entonces corrí como el viento
y subí a la altura de sus besos,
pero cuando fui a tocar sus alas
resbalé en la cornisa con sus lágrimas
y caí al vacío profundo de un olvido.

Como loco y empapándome trate de subir para rozarte, la histeria había sustituido a un trance e hipnotismo, llame tu atención y quede paralizado, extendiste el brazo hacía mi y loco me volví, intente subir, gritaste, tu planta y puerta, y corrí como poseído, endemoniado, por tocarte por besarte, era demasiado irracional y poco común en mi, creí que volaba mientras subía, cuando llegue tu puerta estaba abierta y tu en el balcón aun mojándote, tu sonrisa me enloqueció, la lluvia, las prisas y la ansiedad por sentirte y saber que no eras un espejismo me hizo caer por el balcón cerré los ojos esperando lo peor, borrando todo de mi mente menos a ti, mi hermoso ángel, al cual volví a ver llorar esta vez por mi, cerré los ojos con una sonrisa triste, esperando la muerte.

Cerré los ojos con miedo
esperando el último golpe
para desencadenar este alma,
pero llegando al suelo me cogieron de la mano,
abría los ojos y ese ángel eras tú.

Sentí miedo, ahora que te encontré no quería perderte, cerré los ojos con miedo, pero esperando el golpe, pero solo sentí que caía en un mullido suelo. Cuando volví a abrir los ojos tu no estabas en el balcón y yo estaba en un colchón que antes había intentado utilizar para subir, espere pacientemente a que bajaras por mi, pero jamás bajaste, subí y todo estaba tapado y el balcón cerrado, una casa fantasma y ahora tu serías para siempre mi ángel desaparecido.

Pasó la noche entre mil dudas
y este Diablo volvió a caminar bajo la lluvia,
y volvió a encontrarse con el Ángel en el balcón,
volvió a subir y agarrándole las manos
observó su mirada llorosa.

Volví cada día esperando encontrarte en aquel balcón y volvía a subir a tu casa y allí me sentaba esperando que dios se cansase de jugar con mi pobre corazón. Espere mucho tiempo, años, volviendo siempre al mismo balcón pero nunca te volví a ver en aquel balcón y decidí que era hora de borrar a los fantasmas del pasado. La oportunidad me llego con una oferta de trabajo, ya no tenía nada en aquella ciudad, ni padres, ni familia, ni amigos, ni pareja, siempre fui un pobre diablo solitario y ahora era un pobre diablo solitario que una vez creyó ver un ángel bajado del cielo para él.
El tiempo en la nueva ciudad se volvió rutina de nuevo, nuevos callejones llenos de atajos, donde ni los delincuentes se atrevían a pasar por miedo a perderse, y por donde yo quise perderme, buscándote sin querer. En una de las pocas avenidas grandes incluidas en mi más que rutinaria ruta, te vi, allí estabas, no eras un espejismo, tu vestido, blanco, bailaba el mismo son que tu largo pelo. No mire las señales, no vi a las personas ni a los coches, corrí, esperando no volver a perderte, esperando que no fueras un espejismo. Me vistes, corriste, intente alcanzarte y lo consegui, te gire, estabas llorando y entre el llanto y hipidos me preguntaste

"Porqué volviste a por mi después de haber visto la muerte"
preguntó el Ángel al Diablo al verle.
"Porque tengo frío en el Infierno si tus alas no me envuelven"
le contestó el Diablo mirándole a los ojos.

Su cara sin dejar el llanto paso de la confusión a una sonrisa traviesa y ladina, a la par que disminuida sus lágrimas su sonrisa aumentaba, me cogió del cuello y susurro
“Bien”Y sellando el pacto ante un beso el Ángel le murmuró:
"Pues acércate a mi pecho que juntos crearemos nuestro propio Infierno"

Y los besos en ese infierno... nunca tuvieron final, por que más que un infierno fue el mismísimo cielo

3 comentarios:

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

leerte engancha, sigue así

ey k no lo habia leido k ultimamnt stoy muy ocupado jejeje muy wapo si señor ^^

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More