"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

14 sept. 2010

The Runaways


Como no podía ser de otra manera, quería que mi primera entrada aquí tratase sobre uno de los motores de la vida humana, sobre esos pequeños virus que se cuelan en nuestra mente infectándolo todo: los sueños. Y la inspiración me vino nada menos que de una película bastante reciente: The Runaways. Esta producción cuenta la historia real de 5 chicas norteamericanas cuyas vidas estaban hechas añicos, rotas por familias deshechas o incompletas por deseos frustrados. De modo que encontraron lo que creían que era el pegamento perfecto para esos pedazos de sus vidas que no terminaban de encajar: El Rock.


Y aquí es cuando comienza lo que para mí es la controversia de la película, la moraleja o el debate. Como era de prever, la carrera de estas chicas no fue fácil y en el sacrificado mundo de la música pronto aprendieron que hay ciertas normas que cumplir, que debían ceder, callar y luchar. Sin embargo, a su corta edad (la cantante sólo tenía 15 años cuando comenzó) se dejaron arrastrar por la parte sórdida de ese mundo: drogas, alcohol, excesos, sexo sin control y más drogas...
Tras unos inicios difíciles consiguieron cierta fama internacional, comenzaron con las giras y su nombre se oía por todos lados. Justo cuando parecía que todo marchaba viento en popa una crisis personal de la cantante interrumpió la grabación de su primer disco y desencadenó el final de este efímero sueño.

Mi resumen de la película es breve y obviamente muy incompleto, pero quiero quedarme precisamente con la última idea: "un sueño". Estas chicas no lo hicieron mejor que otra banda que haya empezado desde cero, a primera vista no tienen nada de especial, hay miles de adolescentes que luchan por oir su voz en la radio o por escuchar como sus guitarras hacen vibrar los altavoces de medio mundo. Estas chicas incluso se dejaron llevar por la peor parte de su mundo y sin embargo...sin embargo no puedo dejar de pensar que en ellas veo la fuerza que tiene un sueño.

Un sueño nos invade de repente, como un virus, como una idea que se abre camino en nuestra mente y lo arroya todo sin dejar nada a su paso, solamente la certeza de que tienes que conseguir lo que te has propuesto. Así es como yo siento mis sueños y así es como me lo hicieron sentir ellas. Ya sé que Amelie decía que son tiempos difíciles para los soñadores, y es cierto, pero a veces hay que hacer oídos sordos a todo, hay que dejar de ver y de sentir para concentrarse sólo en la meta. Tienes que dejar de escuchar incluso tus propios miedos, tienes que abrirte paso como sea, simplemente hay que ser un luchador.

Esta es mi manera de ver los sueños, pero supongo que cada uno tiene la suya así que quizás la mejor conclusión sea animar a todo el mundo a seguir su propio camino siempre y cuando lleve a la meta que ha elegido. Ah, y por supuesto...larga vida al Rock and Roll ;)

1 comentarios:

es muy profundo^^ me encanta. enhorabuena por la entrada, está muy currada =)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More