"Arromboidéese sobre el diván y disfrute de su filete frito sobre roca del Sáhara con extractos de moho amazónico, mientras lee posts de lo más interesantes"

19 sept. 2010

IRA

Plasmar el delirio de mis palabras... Aquellas ideas que, atropelladas, salen sin control de mi mano. Trazo firme y ruidoso que, a medida que se vierte sobre el papel, me llena de paz y de sosiego.

¡Cómo odio no poder hacer algo más! La ira tienta con hacerse con el control de mi mente... Menos mal que tengo cerca un bolígrafo y papel... Sin duda, es algo que me llevaría a esa isla desierta donde solo caben dos cosas en la maleta. Si algo más me estuviera permitido, mi reproductor de música vendría sin duda en mi bolsillo (o algo que hiciera su melodiosa y tranquilizadora función, me serviría...).
¡Hipócrita de mí, no pensar que papel y bolígrafo no son sino la cura a mi angustia en este mundo! Y si no es la cura, por lo menos es el narcótico, la droga, el calmante. Yo, que, tan inteligente, me dejo algunas veces llevar por la ira, no soy capaz de ver el efecto reparador que produce en mí la escritura. ¿Será la ira que, con su nube, ciega todo cuanto tengo a mi alrededor? ¿O soy yo que usualmente recurro a ello sólo cuando hay cosas malas que contar? Suspiro...
Lenguaje escrito... luz para mis ojos, acordes melodiosos en mis tímpanos... perdóname... ahora, ya estoy reconfortada^^

1 comentarios:

Waaa qe chulo, que sentimiento, que profundo... Si escribir es una droga, yo soy adicta.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More